• 01
  • Jan
Polipastos eléctricos de Hidrarel. Eficacia y productividad.

Polipastos eléctricos de Hidrarel. Eficacia y productividad.

Los polipastos eléctricos de Hidrarel cuentan con un diseño totalmente ergonómico y garantizan unos altos niveles de productividad, seguridad y facilidad a la hora de llevar a cabo el mantenimiento.

Están diseñados para aportar la máxima seguridad. En su versión estándar el polipasto tiene una rueda de cadena que se acciona a través de unos dientes intermedios. Además los polipastos también incorporan un dispositivo de marcha y paro con un pulsador insertado en la botonera, un limitador de par, un freno de elevación de disco, un control a baja tensión y otras características como un final de carrera eléctrico de seguridad (para las posiciones superior e inferior).

Los polipastos de Hidrarel disponen de una amplia gama de velocidades que hacen que su funcionamiento sea más versátil y aumente la productividad. El polipastos permite además trabajar con grandes alturas de elevación, reduciendo al mismo tiempo las dimensiones de la caja recogecadena y por consiguiente reduciendo el tamaño de la unidad de elevación.

slider2nuevo

Por otra parte los trenes de engranajes, mecanizados mediante técnicas de alta precisión, garantizan un funcionamiento muy silencioso. El mantenimiento se hace más sencillo gracias al fácil acceso que se tiene del embrague, su ubicación dentro del reductor garantiza la sustentación de la carga gracias al mecanismo de freno independientemente de las condiciones de funcionamiento del polipasto.

En varios de nuestros polipastos, la rueda de cadena se compone de 5 alveolos y 5 dientes intermedios que garantizan un agarre perfecto de la cadena de elevación. Esta característica permite guiar mejor la cadena con lo que se reduce al máximo cualquier riesgo de atasco. Las posiciones superior e inferior de los ganchos elevadores cuentan con los finales de carrera eléctricos ubicados bajo el sistema guiado de cadena, sin duda un gran elemento de seguridad. Los interruptores pueden accionarse bien por el cono superior del gancho de elevación o también por el tope del ramal destensado.

Los circuitos del cuadro eléctrico del polipasto disponen de contactos desconectables que facilitan las operaciones de mantenimiento, además los laterales también son fáciles de desmontar. Acceder al motor es bastante sencillo y se puede desmontar de manera rápida, además viene equipado con un sensor de protección térmica. Esto garantiza una refrigeración óptima del cuerpo del polipasto y prolonga la duración del motor de elevación.